La cara es la máxima expresión de nuestro aspecto y ¿a quién no le gusta tener un aspecto cuidado y agradable?, para ello debemos tener en cuenta que la hidratación de la piel es la base fundamental sobre la que se asienta el conjunto de cuidados de nuestro rostro.

¿Cómo conseguimos una hidratación correcta de la piel? lo haremos con una higiene facial diaria, una alimentación sana y con la aplicación de cremas hidratantes. Nuestra cara está todo el día expuesta a agentes externos, acumulándose sobre nuestra piel diferentes elementos contaminantes, erosionándose y perdiendo su hidratación; ya con el rostro limpio procederemos a hidratarla.

¿Por qué es importante hidratar la piel?

Hidratar la piel es devolverle a ésta su equilibrio hídrico natural para que pueda realizar su función protectora y vital con la máxima eficacia; el agua es un elemento importante de nuestra piel que interviene en todos los procesos de las diferentes capas, veamos como:

-  Epidermis: Primera barrera de protección conformada por el manto hidrolípico, se compone de grasa y agua, por ello la hidratación es primordial para que realice su labor defensiva.

    -  Dermis: Capa interna de la piel donde se localizan las glándulas estructurales de la piel, la presencia de agua en esta zona para el correcto funcionamiento del metabolismo y alimentación de las células de la piel.

    - Hipodermis: Parte interna de la piel donde hallamos tanto los fibroblastos, responsables de la fabricación de colágeno y elastina (vitales para una piel tersa y que necesitan de hidratación para llevar a cabo esta función), como los adipocitos que tienen por misión la quema de grasas y para ello requieren de un buen aporte hídrico. 

 

La piel es un organismo que requiere hidratación constante, y que con el paso del tiempo el cuerpo pierde facultades de aporte de agua a la dermis, de ahí el aspecto de las pieles castigadas, escamosas, rugosas..., por ello un aporte de hidratación a través de cremas con aportes de nutrientes y principios activos que facilitan y potencian la hidratación es un excelente elemento de apoyo a nuestra piel.

¿Pero todas las cremas son buenas para todas las pieles?, al igual que hay unas pieles normales, otras secas, sensibles o grasas, encontramos una formulación cosmética adaptada a cada tipo de piel, ya que en función de su tipología va a necesitar un aporte determinado de principios activos destinados a aportar aquello que cada tipo de dermis requiera.

En Costaderm hemos estudiado las particularidades de cada piel para formular alta cosmética científica para ofrecerte un producto de garantía y eficaz para la mejor hidratación de tu piel.

 

Nuestra línea de hidratación dermocosmética pone a tu disposición una completa línea de cremas que se adaptan a tu necesidad

 

AQUA Crema hidratante para pieles normales, mixtas y sensibles

 

AQUA-SENSY Crema hidratante para pieles delicadas y sensibles

 

AQUA-PLUS crema hidratante para pieles secas

 

BALANCE crema hidratante para pieles grasas

 

La piel de tu cara está siempre en continuo contacto con los agentes externos y por ello debes ofrecerle los mejores cuidados.